sábado, 4 de abril de 2009

Parque Nacional Iguazú

PROVINCIA DE MISIONES-ARGENTINA





En la provincia de Misiones, dentro del Parque Nacional Iguazú, se encuentran las espectaculares Cataratas del Iguazú, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984.



Están formadas por 275 saltos de hasta 80m de altura, alimentados por el caudal del río Iguazú. Se pueden realizar paseos en lancha bajo los saltos y caminatas por senderos apreciando algunos animales de la selva subtropical. La «Garganta del Diablo» ( el salto mayor, que consta de 80m)es un espectáculo aparte que, saliendo desde Puerto Canoas, se puede disfrutar en toda su majestuosidad a tan sólo 50m de distancia.



La Garganta del Diablo es el salto de mayor caudal de las Cataratas del Iguazú, siendo a su vez estas cataratas las de mayor caudal del mundo.



En toda la zona puede contemplarse una niebla espesa y continua provocada por la permanente caída de agua de las Cataratas del Iguazú. Con la combinación de los rayos del sol y la niebla, se forma una infinidad de arco iris que surgen en todos los rincones.



El área de las cataratas alcanza los 4 kilómetros de ancho y con esto supera cuatro veces al ancho de las Cataratas del Niágara, en los Estados Unidos.



La región altoparanaense, en la cual se encuentra el Parque Nacional Iguazú, muestra signos de habitación por parte del hombre que se remontan a más de 10.000 años. Se estima que alrededor del año 1000 DC los guaraníes, provenientes del norte, irrumpieron en la región y desplazaron a los nativos de lengua Gê que se hallaban allí en ese entonces.



En el momento de la llegada de los españoles al lugar, en el siglo XVI, los guaraníes estaban ampliando su territorio. Estos nativos se caracterizaban entre otras cosas por sus diversos cultivos.


Fue en 1542 cuando el primer europeo llegó a las cataratas. Fue Álvar Núñez Cabeza de Vaca, y las bautizó en ese entonces como "Saltos de Santa María". Hacia 1609, se establecieron en la región las primeras misiones jesuíticas, las cuales permanecieron en el lugar durante más de un siglo y medio: la principal de las reducciones o ciudades misionales fue Santa María del Iguazú, de soberanía española.

Su emplazamiento es prácticamente el mismo que el de la actualmente ciudad brasileña de Foz do Iguaçu.

A fines del siglo XIX llegó la primera expedición turística al lugar. Entre sus integrantes se contaba Victoria Aguirre, quien donó los fondos con los cuales se empezó a construir el acceso que va desde Puerto Iguazú (llamado a inicios del siglo XX Puerto Aguirre) hasta las cataratas.



En 1902, el Ministerio del Interior de Argentina encargó a Carlos Thays un relevamiento detallado de las cataratas, el cual se tomó como base posteriormente para la ley de creación del parque nacional.



Las cataratas se encuentran sobre el Río Iguazú, que tiene una longitud total de 1.230 km hasta su desembocadura en el Río Paraná. Dicha confluencia se encuentra a 23 km aguas abajo de las cataratas.



Si bien el río tiene un ancho que suele estar entre los 500 m y los 1000 m a lo largo de todo su recorrido, en la zona del Parque Nacional se ensancha hasta alcanzar los 1500 m.

La provincia se encuentra rodeada por cinco ríos, de los cuales tres son de gran importancia: el Paraná, el Uruguay y el Iguazú natural desagüe de grandes regiones con lluvias abundantes. Los otros dos son el San Antonio y el Pepirí Guazú. En ellos desembocan no menos de 800 cursos permanentes de agua, de los cuales 270 fluyen hacia el Paraná y el arroyo Itaembé, 120 hacia los ríos Iguazú y San Antonio, y los restantes hacia los ríos Uruguay y Pepirí Guazú.



Tanto sobre las márgenes del río como en las numerosas islas del delta que se forma, crecen varias especies de árboles que se caracterizan por su requerimiento de humedad: el curupay, el laurel blanco, el mbarayú o cedro paranaense, el aguay y el ceibo (cuya flor es la flor nacional argentina) son algunas de ellas.



El clima de la zona permite que convivan bosques de curupay con numerosos pastizales, combinación que se da únicamente en esta zona del país.

Se encuentran en la zona una gran variedad de hermosas flores, entre las que se destacan las orquideas.

La tierra colorada de Misiones se debe al alto contenido de hierro

En su conjunto, la flora arbórea del Parque Nacional Iguazú está compuesta por más de 90 especies, siendo características del lugar las comunidades de palmito y palo rosa o perobá. Este último es un árbol que puede alcanzar hasta 40 m de altura, y a cuya sombra crecen los palmitos, palmeras cuyos troncos terminan en un cogollo comestible.



Entre las principales especies de aves que habitan en el lugar, debe citarse los vencejos de cascada, que vuelan atravesando los intersticios de las columnas de agua para posarse sobre la pared rocosa, donde muchas veces anidan.



En el sector de las pasarelas no es extraño encontrar coatíes y ejemplares del Tucán Grande, una de las cinco especies de tucanes que hay en el Parque, también se destaca el águila arpía.



En las partes soleadas de los senderos, y especialmente hacia el mediodía, se pueden apreciar ejemplares de lagartijas, del género Tropidurus, trepando troncos y piedras.





la Selva Parque Nacional Iguazú
Entre las especies en peligro de extinción que se albergan en el Parque, deben citarse el yaguareté, el tapir-también conocido en la zona como:mbeorí-, el ocelote, el yaguarundí, el oso hormiguero-o tamandúa-, las águilas selváticas y el yacaré overo.



Parque Nacional Iguazú es el más visitado de Argentina. Anualmente más de un millón de personas se asombran de las aguas que caen por 70 metros de altura.
El Parque Nacional Iguazú abrió sus puertas en el año 1934, esto lo convierte junto con el Nahuel Huapi en uno de los más antiguos del país.
Cabe destacar que la extensión del parque es de 67 mil hectáreas
.




Con mi más ferviente deseo que esta zona sea preservada debidamente, para que los futuros habitantes del país y del mundo puedan disfrutar de estas maravillas.

Datos e imagenes tomados de Internet


http://es.wikipedia.org/wiki/Cataratas_del_Iguaz%C3%BA








9 comentarios:

Maria Rosa dijo...

Que belleza Safiro!!

Conocí Iguazú cuando tenía 15 años (para evitarte sacar cuentas, mirá: Nací en 1964, tengo 44, y en el '83 cuando cumplí 18 fué mi primera elección cívica!!!! Si, adivinaste... lo voté a Alfonsín, y hoy más que nunca lo volvería a hacer)

Retomando el hilo del comentario hacia el post:
Que maravilla son las Cataratas!!
Hay que preservar a toda esa fauna y toda esas especies!!!

No conocía este blog!
Y como te leo siempre en lo de Ferípula y en lo de YOLA ... me vine.

Voy a recorrer tus otros lugarcitos, permiso.

Besotes y mates!

marina onada dijo...

Maravillosooooooo gracias por compartir estas fotos!!!
Me gusta el blog!

david santos dijo...

Que lindo Parque! Es un sueño! Tus fotos san muy hermosas y con muy lindas colores.
Abrazos.

lys dijo...

Ha sido una gozada el paseo por tu blog, cuanta belleza!!!

Un beso.

10 COLORADO dijo...

Bellisimas fotos, muy bellos animales, fantasticas las de los paisajes y muy bella musica, felicitaciones por el blog, gracias!!!

Abril Lech dijo...

¡Qué hermoso este post mostrando una de nuestras "maravillas", es algo increíble. Yo tuve la suerte de ir dos veces y en ambas me he sentido abrumada por la perfección de la creación. El post es completísimo, intentaré que lo vea al menos el mas chiquito mío. Besos Safiro!!!!!

YO, la peor de todas dijo...

Me hiciste recordar el viaje que pude realizar hasta allì en familia.
Hacìa tiempo que no ìbamos a ningùn lado, una extraña crisis argentina nos habìa privado de vacaciones durante un laaaargo tiempo. Comencè a trabajar luego de recibirme de maestra y con los ahorros que logrè pude llevar a mis dos amores hasta allì.
HERMOSO LUGAR, HERMOSO POST

Diego dijo...

hola muy interesante tu blog psa al mio, adios

Maya dijo...

Irma, un maravilloso parque y que cataratas tan impresionante. Es algo que me falta visitar.

Bellísimas las fotos.

Un abrazo,

Maya